miércoles, 12 de abril de 2017

ACCIÓN DE LA IGLESIA SOBRE LA PROBLEMÁTICA DEL DESEMPLEO, Por MILTON DAVID CLASSEN ("), para Vagos y Derecho.







SEMINARIO INTERNACIONAL TEOLÓGICO BAUTISTA





ACCIÓN DE LA IGLESIA SOBRE LA PROBLEMÁTICA DEL DESEMPLEO





PRESENTADO A LA PROFESORA GRACIELA DE URETA

 EN CUMPLIMIENTO DE LOS REQUISITOS FINALES PARA EL CURSO 

DE MASTER EN ESTUDIOS RELIGIOSOS





POR

MILTON DAVID CLASSEN





Milton David Classen
BUENOS AIRES

DICIEMBRE DE 2.000.















ÍNDICE



 Introducción...............................................................   1

1. El trabajo en la Biblia................................................ 2

     1.1. Necesidad y función del trabajo....                            .....................      2

     1.1.a. En el comienzo..............................................  2

     1.1.b.  En el pueblo de Dios A.T. y N.T................... 5

     1.2. Organización laboral y económica.................... 7

     1.2.a. Función del capital........................................  7

     1.2.b. Distintas relaciones humanas en el trabajo en

el A.T. y N.T................................................................. 9



2. La problemática del desempleo al final del 2º milenio,

causas y efectos............................................................  12

     2.1. El sistema económico imperante........................            12

     2.1.a. Dogmas del neoliberalismo............................. 13

     2.1.b. Consecuencias no deseadas del

neoliberalismo...............................................................  16

     2.2. Realidad del desempleado..................................           21

     2.2.a. Realidad interior del desempleado...................          21

     2.2.b. Realidad exterior del desempleado, su familia y

la sociedad...................................................................   24



3. Acción de la iglesia ante esta problemática.................           27

     3.1. Comisión de la iglesia........................................ 27

     3.1.a. Mandamientos de Jesús...................................           27

     3.1.b. Desafío para la iglesia de hoy..........................           28

     3.2. Programas que se están llevando a cabo.............           29

     3.2.a. Generalidades................................................. 29

     3.2.b. Estudio de casos............................................. 29

     3.3. Propuestas......................................................... 34

     3.3.a. Generalidades................................................. 34

     3.3.b. Plan propuesto...............................................  38



Conclusión....................................................................  43

Bibliografía.................................................................... 44










INTRODUCCIÓN



Es mi intención en este trabajo ver el propósito que tenía Dios al darle trabajo al hombre y referirnos al trabajo como obra creadora del hombre y la consecuencia de su rebeldía en la obtención del fruto de su trabajo.

Fijando además cuál fue la organización laboral del pueblo de Dios y sus virtudes y defectos.

Analizaré también el sistema económico imperante y sus consecuencias sobre el trabajo y el empleo.

Así también el estado de las personas desempleadas y el entorno que las rodea.

Al analizar la tarea de la iglesia pretendo asomarme a este tema como para dejar un desafío a los cristianos de hoy a profundizar el trabajo y agudizar el ingenio.







1. EL TRABAJO EN LA BIBLIA.

1.1. Necesidad y función del trabajo.

1.1.a.En el comienzo.

El relato del Génesis en el cap. 2:8-14 da una imagen de perfección y casi un móvil perpetuo que tenía el jardín del Edén y que por lo tanto no necesitaba de nada.

De modo que Dios podría haber prescindido del hombre en la creación, pero sin embargo en el versículo 15 del mismo capítulo Dios da al hombre el cuidado del huerto, como si mas bien el hombre necesitara una tarea para sus propio desarrollo de la imagen de Dios y le da gobierno y autoridad sobre la creación. Las tareas encomendadas al hombre son responsabilidad de él y no son hechas por Dios en su reemplazo.

Al respecto me parecen acertadas las palabras de Hontart y V. Vetrano en su libro "Teología de desarrollo" que siguiendo al concilio Vaticano segundo dice:

"La creación se cumple y se realiza con el desarrollo de lo creado, bajo el impulso y colaboración del hombre. La creación no está terminada. Nuestro mundo es un mundo en expansión creativa...

Podríamos afirmar que Dios, en cierto sentido deja la creación a medio hacer no por impotencia sino para darle al hombre (su hijo) la alegría de cooperar con él en terminarla."[1]

Cuando se produce la caída se interrumpe la comunión con Dios y según el relato de Génesis 3:17-19: "Al hombre le dijo: como le hiciste caso a tu mujer y comiste del árbol del que te dije que no comieras, ahora la tierra va a estar bajo tu maldición por tu culpa; con duro trabajo la harás producir tu alimento, durante toda tu vida. La tierra te dará cardos y espinas y tendrás que comer plantas silvestres. Te ganarás el pan con el sudor de tu frente, hasta que vuelvas a la tierra de la cual fuiste tomado...".

La tierra empeora su productividad, haciendo de esta manera más difícil para la humanidad la obtención de su sustento.

Aunque estemos de acuerdo de que estos relatos pueden no ser históricos, sino son una saga o mito, no puedo estar de acuerdo con Julio de Santa Ana que interpreta que la improductividad del trabajo reflejado en Génesis es la consecuencia de las condiciones sociales de la época que fueron redactadas.

Creo que por el contrario toda vez que el arado humano interrumpe el verde de las praderas naturales comienzan a reproducirse toda clase de plagas y malezas que parecen superar a las sembradas por el hombre, aumentando así el trabajo para conseguir los frutos esperados, y a cada sistema de laboreo de la tierra aparecen nuevas y distintas dificultades, sea cual fuere la política de turno.

Lo he visto ocurrir en plena selva de Montiel, Entre Ríos bajo el gobierno democrático del Dr. Rául Uranga en plena reforma agraria dando la tierra a quienes la trabajan sin embargo por cada algarrobo centenario que los hacheros sacaban crecían cientos de abrojos y cardos.

Lo mismo podríamos decir de otros trabajos y valga el siguiente ejemplo de tantos otros.

Hace más de cien años Rudolf Diesel inventaba el motor a combustión interno que lleva su nombre y sin duda fue un gran invento pero cuando su uso se intensificó comenzamos a sufrir los inconvenientes de la contaminación producidos por los gases de escape del mismo y que ha costado mucho "sudor" bajar los niveles de emisión de los gases nocivos por debajo de las normas dictadas por comunidades como la CEE (Comunidad Económica Europea).

En este sentido puedo seguir en el pensamiento a Hontrat y Vetrano que dicen al respecto: "El pecado es para el hombre una descreación; el principio de un proceso opuesto a un desarrollo integral armonizado y una desvinculación con Cristo".[2]

Es muy interesante notar también que el primer trabajo que la Biblia registra después de la caída del hombre, fue el de coser hojas de higuera para descubrir su desnudez. "Entonces cosieron hojas de higuera y se hicieron delantales" Gen. 3:7.

Es decir que surgen nuevas necesidades a raíz de nuestra condición pecaminosa y la necesidad de disimularla.

De modo que la comisión de Dios de señorear sobre su creación, por la cual el hombre lograba desarrollar sus capacidades creativas, que eran buenas, se ven malogradas por el pecado del hombre y ya la función del trabajo debe además de lograr estos objetivos antes mencionados luchar por su propio sustento.

En los primeros capítulos de Génesis vemos que a partir de la caída del hombre estas dos funciones de trabajo coexisten y se alimentan una a la otra. Surgen las distintas vocaciones del hombre (Gen.. 4:20-22) y éste se desarrolla, pero también crecen sus dificultades, como en el caso de Caín.



1.1.b. En el pueblo de Dios.

En el Antiguo Testamento la función del trabajo era especialmente la provisión familiar, siendo considerado una bendición de Dios por la fidelidad de su pueblo que el trabajo rindiera los frutos esperados. Veamos el contraste entre los Salmos 128:1 y 2 "Feliz tú que honras al Señor y le eres obediente. Comerás del fruto de tu trabajo, serás feliz y te irá bien" y Jer. 3:24 "La vergonzosa idolatría nos ha hecho perder lo que nuestros padres consiguieron desde que éramos niños; ovejas y ganados, hijos e hijas".

Pero la Biblia misma pone el equilibrio para romper esta relación fidelidad-prosperidad, el libro de Job es justamente la muestra de que las obras de las tinieblas afectan aún a los que son fieles a Dios y viven sin tacha.

También se hace mucho énfasis en la dedicación y el desarrollo personal, posibilidad para conseguir éxito y provecho. Proverbios 22:29 dice: "El que hace bien su trabajo, estará al servicio de reyes y no de gente insignificantes".

Por su parte Jesús trata el trabajo como parte de la vida humana pero trata de quitar la ansiedad y el exceso de apego de las cosas materiales, muchas de las parábolas de basan en las actividades laborales para aplicar verdades espirituales.

Según el libro "Bases Bíblicas de la ética"[3]; la reforma veía que el trabajo tenía por lo menos tres funciones. La primera función es cumplir el cometido de Dios para sojuzgar la tierra y sojuzgar sobre las bestias y los animales. La segunda función del trabajo es el servicio a los semejantes y la tercer función es que contribuya al propio desarrollo. Sin duda que la segunda función se hace más real en el pueblo de Dios. Ya que en el Antiguo Testamento la ley de Moisés decía y exhortaba a compartir comunitariamente los frutos del trabajo, por ejemplo Deuteronomio 14:28-29 e Isaías 58:6-12 en la forma del diezmo y Deuteronomio 24:19 lo generoso de compartir lo que el trabajo produce.

Jesús en sus enseñanzas propone compartirlo no sólo con nuestros hermanos aún con nuestros enemigos Lucas 6:52 dice: "Ustedes deben amar a sus enemigos y hacer bien, y dar prestado sin esperar nada a cambio".

Por su parte Pablo decía del deber de trabajar no sólo para sus propio sustento y el de su familia, sino también con el propósito de compartir con los necesitados. Efesios 4:28 dice: "El que robaba deje de robar y póngase a trabajar, realizando un buen trabajo con sus manos para que tenga que compartir con los necesitados".

Tanto es el énfasis que Dios da a su pueblo que comparta con los necesitados el producto de su trabajo que cuando no lo hace le amonesta con dureza como en Ezequiel 16:47-49 "Y tú seguiste su ejemplo y cometiste sus mismas acciones detestables y no satisfechos con esta conducta peor que la de ellos. Yo, el Señor, lo juro por mi vida: ni tu hermana Sodoma, ni tus aldeas han hecho. Este fue el pecado de tu hermana Sodoma. Ellas y sus aldeas se sentían orgullosas de tener abundancia en alimentos y gozar de comodidad, pero nunca ayudaron al pobre ni al necesitado".

He sugerido la idea de que en la ley se planteaba que: fidelidad a Dios = prosperidad económica, pero releyendo el Antiguo Testamento está contrapesada, con la posibilidad de empobrecer, es más dice Deuteronomio15 que siempre habrá pobres, es de hacer notar que hay que ser generosos con los necesitados sin reclamar nada, recordemos la actitud equivocada de los amigos de Job.

La eliminación de la pobreza no significa que a todos les irá bien, sino que a los que le va bien ayuden a los que han quebrado.

Por esto me parece acertada la conclusión que al respecto llega Robert Gnuse cuando dice:

"Pueden dictarse leyes para implantar reformas económicas, pero el teólogo se da cuenta que el verdadero éxito en la esfera económica estará motivado por un llamamiento a la actitud correcta del espíritu. Aquí se ve la paradoja teológica de la realidad, porque la promesa divina de que cesará la pobreza (promesa que, se haya en todo Deuteronomio, por ejemplo, en 15:4-5), está contrapesada con la aceptación de su continuada existencia. Pero ahí precisamente la raíz del imperativo religioso".[4]





1.2. Organización laboral y económica.

1.2.a. Función del capital

Deuteronomio 24:6.

Sin duda que el capital como elemento imprescindible para la producción está caracterizado en el A.T. por la tierra, pero también aunque las formas primitivas también lo son la tecnología y las herramientas de trabajo, así también el dinero.

En el caso de la tierra como bien lo explica Christopher J. H. Wright en su libro "Viviendo como pueblo de Dios" era un don divino en general dado a Israel y dado a cada familia en particular, por lo tanto no se debía vender a perpetuidad sino que retornaba como herencia a la familia original, Levítico 25:23, lo que evitaba la acumulación en manos de unos pocos sino que todas las personas tenían igualdad de posibilidades de producir.

Debemos ver también que aunque la tierra generaba derechos individuales no se podía abusar de la misma, que la condición para que siga produciendo era tratarla como Dios le indicaba.

El año sabático para la tierra era una de las normas de tratamiento para la tierra así como tratar los frutos de la misma, Levítico 25:4.

En el caso de la tecnología vemos como los enemigos del pueblo de Dios usaban para someterlos bajo el monopolio de la técnica, 1Samuel 13:19:

"Y en toda la tierra de Israel no se hallaba herrero; porque los filisteos habían dicho para que los hebreos no hagan espadas o lanzas".

En cuánto a las herramientas de trabajo esenciales como los molinos de harina no se permitían tomar como prenda, Deuteronomio 24:6:

"No tomarás en prenda la muela del molino, ni la de abajo ni la de arriba; porque sería tomar en prenda la vida del hombre".

Referente al dinero vemos la prohibición de imponer interés sobre los préstamos, Deuteronomio 23:19.

Resumiendo podemos decir junto a Robert Gnuse que: "Las leyes (bíblicas) condenaban la acumulación masiva de riqueza estimulando la retribución".

Pero personalmente creo que más que la redistribución se propone la igualdad de oportunidades de trabajar y reproducir, y especialmente el derecho familiar a recapitalizarse luego de una quiebra, atendiendo a los necesitados en imposibilidad de lograr su propio sustento.







1.2.b. Distintas relaciones humanas en el trabajo

Organización tribal

En el relato de Génesis Dios forma la familia con distintas funciones en la misma pero con igual dignidad dentro de sus miembros (Génesis 2).

Lo mismo ocurre en el relato de Génesis 12 en adelante cuando Dios formaba su propio pueblo y al salir de Egipto el pueblo está organizado en forma de tribus en cuyo interior la familia tenían gran importancia, esto es así pese a las deformaciones que el modelo de familia sufrió en la poligamia y otras formas desviadas de las relaciones familiares.

En esta familia se puede ver siempre un orden, el dueño de campo, mayordomo, jornaleros, etc.



La esclavitud.

En la relación laboral antigua aparece una relación que no solamente imponía un orden, sino variación de la escala de dignidad en el que ya no hay una relación de personas sino de dueño-objeto.

Esto disminuía a la persona en su desarrollo ya que perdía la libertad.

El mensaje bíblico es tendiente a disminuir los efectos de la esclavitud mediante las leyes que mejoraban el tratamiento de los esclavos y posibilitaban la puesta en libertad.

Dios no quiere la esclavitud del hombre sino que él mismo aparece como libertador de esclavos.

Las cartas de San Pablo a Filemón es el mejor ejemplo de la enseñanza del Nuevo Testamento respecto a la esclavitud. Pablo ruega a Filemón que reciba a Onésimo no ya como a esclavo sino como a hermano restituyendo así la dignidad de Onésimo y no sólo restituyéndola sino aún elevándola a un nivel de hermano de su amo, pero estableciendo para la relación de pertenencia una especie de no innovar aconsejando al esclavo a volver a ponerse bajo las órdenes de su amo.



La monarquía.

La monarquía es la situación inversa a la esclavitud en que se produce una diferencia de dignidad entre las personas en este caso con la exaltación del rey sobre el resto del pueblo, pero vemos que los efectos son parecidos a los de la esclavitud ya que reduce a servidumbre a todo el pueblo. Pese a las recomendaciones de 1 Samuel 8 el pueblo de Israel toma este sistema de gobierno y produjo los males que se preveían.

Autores como Julio de Santa Ana ve en la monarquía la raíz de todos los males pero personalmente creo que los males como la improductividad de un trabajo son producto de la pecaminosidad del hombre más que del sistema de gobierno.

Los imperios.

Los imperios son una potenciación de la monarquía en cuánto a la desigualdad pero en este caso ya no sólo entre las personas sino entre las naciones.

El imperialismo era la situación de la época que le tocó vivir a Jesús por lo tanto muchas de sus enseñanzas de vida son pertinentes para tales casos. La no resistencia parece ser la clave para sobrevivir en tales condiciones; llevar las cargas impuestas aún más de lo establecido (San Mateo 5:41), pagar los impuestos (San Lucas 20:25).

Una conducta de rebeldía tiene escasas hipótesis de triunfo por lo tanto Jesús nos aconseja esperar en paz que las circunstancias cambien.






2. LA PROBLEMÁTICA DEL DESEMPLEO AL FINAL DEL 2º MILENIO.



2.1. El sistema económico imperante.

En el capítulo anterior me referí a lo perjudicial de los imperios y como Jesús le tocó vivir en un sistema imperial y sus enseñanzas se referían muchas veces a la vida en un imperio.

Aunque no estemos en un sistema imperial político, la llamada globalización no es más ni menos que un imperio económico. El mismo no está impuesto por una nación, sino más bien por un grupo de naciones, entre otros, el grupo de los siete: (Alemania, Canadá, EEUU, Francia, Italia, Japón y el Reino Unido). Ahora con el agregado de Rusia, grupo de los ocho; que con sus empresas, bancos e instituciones monetarias y de crédito que trascienden las fronteras nacionales imponen una ideología a los demás.

Se ha dicho en este tiempo que las ideologías han caído, pero a mi juicio nada más falso, ya que el neoliberalismo, es una ideología que mediante la presión económica a ido ganando terreno sobre las otras, constituyendo así un proyecto político de características económicas.

El neoliberalismo surgió después de la segunda guerra mundial, su tesis principal es que el mercado conforma el mejor instrumento, el más eficaz para la asignación de recursos y la satisfacción de necesidades.[5]

Esta economía Mundo se basa en el modo de producción capitalista. El criterio por el que se rige la producción, es la obtención de beneficios y el incentivo fundamental del sistema es la acumulación del excedente en forma de capital. No hay una estructura política dominante, ya que el mercado es, en definitiva, quien controla con frías riendas la competencia entre las diversas unidades de producción por lo que la clave consiste en acumular o perecer. Así las unidades eficaces prosperan y acaban con los menos eficaces vendiendo más barato en el mercado.[6]

Veremos cuáles son sus dogmas e ideologías sobre las que se basa y cuáles son sus consecuencias sobre la economía y la sociedad.



2.1.a. Dogma del neoliberalismo.

Algunas de las ideas principales que son impulsadas por este sistema son:

- El mercado como ente autorregulador.

- Promover un máximo de crecimiento económico.

- Promover la apertura de los mercados.

- Competitividad internacional.

- Reducción de los costos salariales.

- Contención del gasto público.





El mercado como autorregulador.

Esta idea supone que el libre juego de la oferta y la demanda hace que, por ejemplo en el caso del trabajo, se hay aumento de la oferta (alta tasa de desempleo) caerá el salario hasta un nivel que haya una demanda tal que requiera incorporar a esos trabajadores antes desocupados, o sea que los empleadores estarán dispuestos a contratarles a ese nuevo valor del salario; de igual manera si la demanda de mano de obra creciera hará crecer el salario.

Con esta idea se deja de lado la idea Keynesiana de el Estado como agente regulador y equilibrador de la distribución de las riquezas y propone un estado mínimo y eficaz, perdiendo también el Estado la posibilidad de operar como promotor orientador del desarrollo.



Promover un máximo de crecimiento económico.

Con esto se supone que habría una mejora social al haber más bienes y servicios. Nótese que se habla de crecimiento y no de desarrollo lo cual hace válida aquella frase de Jose A. Martínez de Hoz "... es lo mismo producir galletitas que acero ....".



Promover la apertura de los mercados.

Bajo la idea del mercado como autorregulador se deriva esta de los mercados libres abiertos.



Competitividad internacional.

Esta idea es necesaria para lograr comercializar productos ahora en un gran mercado - la llamada globalización-.



Reducción de los costos salariales.

Esta se deriva de las anteriores ya que al abrirse los mercados se hace necesaria la competitividad internacional y una variable de ajuste es sin duda el salario lo que significa una trasferencia del sector trabajo al sector capital.

Esto no sólo ocurre con los trabajadores asalariados, sino también lo es para los pequeños y medianos prestadores de servicios y creadores de bienes como por ejemplo pequeñas empresas de transportes - productores agropecuarios - productores de bienes que se pueden importar, etc.



Contención del gasto público.

La contención se realiza en lo social especialmente en los sectores de educación y salud de alta complejidad, concentrando el gasto en lo básico, educación primaria, atención primaria de la salud, etc.

2.1.b. Consecuencias del neoliberalismo.

Sin duda que como todo sistema económico trae sus problemas y también beneficios. Los primeros serán agitados por los detractores de tal sistema, y los segundos magnificados por su defensores.

En mi caso personal no me encuentro definidamente ni en uno ni en otro grupo. pero el tema de este trabajo surge como un intento de solucionar a uno de los problemas, quizás en este tiempo uno de los más graves a la vista, precisamente el desempleo.

Ana María Escurra señala que uno de los problemas no deseados del neoliberalismo son:

- El desempleo.

- Aumento de la pobreza.

- Desigualdad de la distribución de la riqueza.

- Concentración de los beneficios en manos de élites minoristas en unos pocos países ricos.

- Imposibilidad de las clases pobres de acceder a la educación, en especial a la educación superior.

Este sistema que aumenta las ganancias del capital y disminuye la del trabajo es como un círculo viciosos ya que concentra el capital y sumado a las nuevas tecnologías que requieren menos manos de obra para realizar los mismos trabajos, hace que el efecto sobre el empleo sea cada vez más acentuado; el punto es decíamos como un círculo vicioso ya que el capital está cada vez más concentrado, por lo tanto las ganancias también van a esas manos y aumentan la concentración de capital realimentando así el círculo y agravando el problema.

Ahora bien estas naciones desarrolladas que disponen del capital, la tecnología y si es necesario de las armas; subyugan a las naciones en vías de desarrollo imponiéndoles políticas de libre mercado que ellas mismas no están dispuestas a poner en práctica a la hora de comprar.

El medio a mi juicio que utilizan para ejercer el imperialismo es a través del endeudamiento de las naciones en vías de desarrollo, contando con la complicidad de los gobiernos de estas naciones que por intereses personales o debilidad a la hora de negociar permiten que esto ocurra.

Sin ir más lejos en nuestro país la deuda externa ha crecido veinte veces en los últimos veinticinco años.

Una frase elocuente es la del Arzobispo de La Plata Héctor Aguer que dijo en la audiencia pública por la deuda externa "la deuda externa es una pesada lápida que amenaza con caer sobre el pueblo, y ya se puede leer la inscripción mortuoria: aquí yace la Argentina vivió pagando y murió debiendo".

En algunos casos el endeudamiento viene por causa justificable, por ejemplo lo que cita Ana María Escurra que el Banco Mundial financia proyectos de educación y salud.[7]

Otro de los factores por los cuales subyuga a las naciones es la moneda, y nuestro país la convertibilidad le ha quitado una herramienta para orientar el desarrollo que es la moneda, que es cierto muchas veces ha sido mal usada, y la dolarización terminaría con nuestra moneda.

Como decía quizás el peor mal es el desempleo y Escurra nos dice citando a un informe de la Comisión Económica para América Latina CEPAL, que el crecimiento económico en América Latina (cuando se logra) va acompañado por altas tasas de desempleo.[8]

En nuestro país a mediado del 2000 el desempleo alcanza el 15% según los datos oficiales.

A esos datos se agrega que a ese porcentaje no es uniforme en todas las franjas de toda la sociedad siendo mayor en los más pobres.

 Y todavía Escurra cita a Daniel Carboneto que dice que las encuestas de hogares no reflejan la verdadera realidad ya que consideran como empleado a los sectores que "... inventan puestos de baja rentabilidad para sobrevivir", como por ejemplo vender tortillas asadas, lombriceros, vendedores en los semáforos, recolectores de latitas, etc. Estos sectores no pueden dedicarse a buscar trabajo solamente que es el caso de los que serán tenidos en cuenta como desempleados por las encuestas.

En estos últimos tiempos otra ofensiva contra el trabajo es la flexibilización laboral que es impulsada desde el Banco Mundial, Fondo Monetario Internacional, Banco Interamericano de desarrollo y que es adoptada por los gobiernos de turno, en nuestro país el actual gobierno de la alianza envió al congreso y éste aprobó bajo sospecha de cohecho. Por citar algunas voces citamos las siguientes:

"El vicepresidente (Alvarez) hizo saber que podría presentarse hoy ante la justicia para radicar una denuncia en la que solicitará que se investigue el presunto pago de coima en el senado....

Otras seis presentaciones judiciales por presunto cohecho quedaron radicadas ayer en los tribunales federales...

El líder de la CGT disidente y el secretario general de la CGT oficial anunciaron por separado que acudirán a la justicia para pedir la nulidad de la ley de la reforma laboral. Hugo Moyano aseguró que se planteará que esa ley está viciada de nulidad."[9]

Esta flexibilización está legitimada por la bandera de la competitividad internacional y la promesa de que bajará el desempleo, pero más bien parece redundar en un abatimiento del costo de trabajo.

Esos últimos párrafos pueden parecer de un tinte sindical, pero estos condicionamientos no sólo llega al sector asalariado sino también como ya dije a los pequeños empresarios, o sea al sector cuentapropista, baja el precio de los bienes y servicios prestados hasta niveles que comprometen no sólo la rentabilidad, sino también la supervivencia de las pequeñas empresas y "estirando" y los plazos de pago de manera arbitraria por parte de grandes empresas.

 Otro efecto que trae este régimen es la imposibilidad de acceder a la educación de las clases más pobres.

Siempre se ha dicho la gratuidad de la educación superior favorecía a las clases ricos ya que la universidad la financia el conjunto de la sociedad y que en realidad sólo acceden los más pudientes.

Creo de alguna manera esto es cierto, pero el arancelamiento de la educación superior haría que se transforme en un estrato inaccesible para las clases medias y bajas. Por lo tanto la movilidad social mediante la educación quedaría definitivamente eliminada.

Podemos citar también lo dicho por Juan Pablo II que aclara que la universalización de la economía se asocia con el riesgo de la exclusión de algunas áreas geográficas.[10]

La pregunta que podemos levantar es si éstas consecuencias "no deseadas" son realmente no deseadas o si son consecuencias "necesarias" para que se puedan cumplir pautas preestablecidas. Por ejemplo el desempleo ¿es no deseado o es necesario para lograr el abatimiento del costo de trabajo? ¿la nueva distribución de recursos en la educación es realmente para mejora la educación primaria o es necesaria para bloquear el acceso para la educación superior a las clases a las que se pretende auxiliar con la educación primaria? ¿estamos acaso ante una sociedad sodomita?.

Sodoma y Gomorra son ciudades paradigma del pecado, la inmoralidad sexual y la corrupción. Pero son también paradigma del crecimiento económico sin equidad en la distribución; son paradigmas del desamparo de los más débiles; así lo expresa Ezequiel en su libro: 

"Este fue el pecado de tu hermana Sodoma: ellas y sus aldeas se sentían orgullosas de tener abundancia de alimentos y de gozar de comodidad, pero nunca ayudaron al pobre y al necesitado. Se volvieron orgullosas y cometieron cosas que yo detesto; por eso las destruí, como has visto."[11]

De manera que entiendo que aunque está en el pleno desarrollo y auge este es un sistema de decadencia en sí misma sin poder precisar cuánto durará su evolución.



2.2. Realidad del desempleo.

2.2.a. Realidad interior del desempleado.

Personalmente no tengo una experiencia sistematizada de tratamiento de personas que han sufrido el desempleo, pero por mi experiencia de vida y lo recogido en el trabajo en la Iglesia, puedo decir que concuerdo con los conceptos de la Dra. Elena Gómez en su trabajo "El desempleo una experiencia desestructuradora."

El desempleo es como una carga sobre la personalidad esta carga puede ser soportada o no por la persona, dependiendo de la misma.

La palabra stress es usada para expresar que una persona ha sido quebrada por una o varias situaciones de la vida. Precisamente esta palabra fue tomada de la ingeniería y es la usada para expresar que un material ha alcanzado una carga tal que el mismo se rompe (carga de rotura). Cada material ante una carga se comporta de manera diferente, de la misma manera las personas reaccionan de diferentes maneras ante la misma situación de la vida.

El desempleo es una de estas situaciones que pueden producir stress, puede hacerlo por si sola o puede ser que lo produzca en conjunto con otras que se den simultáneamente.

Como dice Elena Gómez, el desempleo se trata de la experiencia por la cual el hombre se pierde a si mismo.

Como dije no todas las personas reaccionan de la misma manera ante el desempleo, y para algunos bastará con perder el trabajo para estar o sentirse quebrados, en cambio en otros hará falta un largo período de desempleo y marginalidad para que su resistencia anímica ceda.

A continuación enumeraré algunas manifestaciones citadas por la Dra. Elena Gómez que aparecen en las personas sometidas prolongadamente a la marginación del acceso al trabajo:



Carencia de sentido: Es la sensación de que la vida es absurda e incomprensible y de que el quehacer cotidiano... parece no tener sentido alguno.



Ausencia de normas: los métodos normales ya no producen resultados, los aprendizajes previos resultan ineficientes... surge la sensación de que todo falla.... Predominan los sentimientos de desprotección, desconfianza y frustración.

Extrañamiento cultural: La persona percibe la diferencia entre su propia realidad y la descripción de una realidad exitosa, proyectada y sancionada por los medios de comunicación de masas.



Autoextrañamiento: el individuo toma conciencia dolorosamente de la diferencia entre su imagen ideal de si mismo y su ser real; siente que ha fallado en la realización de su potencial humano y que hay una disociación entre su quehacer cotidiano y lo que él pensaba que era o podía ser. No se reconoce a si mismo, se siente otro, ajeno, desvalorizado. Se originan sentimientos de minusvalia y despersonalización.

Esta situación de frustración puede tomar distintos efectos que pueden ser progresivos como la agresión que puede ser contra la empresa que lo dejó cesante, la comunidad, la familia y hasta si mismo, puede continuar con la regresión tomando actitudes infantiles primitivas; finalmente la resignación y la persona ya no intenta nada.

Hasta aquí me he referido a las personas que normalmente se desempeñaron en algún empleo en relación de dependencia y de pronto pierden su empleo, pero me parece importante al menos mencionar otros dos grupos de personas que también sufren el desempleo.

Primeramente mencionaré a las personas que no tienen una disciplina de trabajo constante ya sea porque no han iniciado su etapa laboral, por ejemplo, los jóvenes que buscan su primer empleo o por que han estado relacionados con alguna actividad marginal, como la venta de drogas, la prostitución, etc. Sin duda que en estos casos la realidad pasa por la falta de capacitación para realizar alguna tarea lícita y además la falta de costumbre para cumplir horarios y estar bajo autoridad.

El otro grupo de personas que quisiera mencionar son las personas que realizaban tareas laborales por su propia cuenta y que se ven imposibilitados a continuar con las mismas, ya sea por enfermedad, por quiebra, por desastres naturales, etc. En estos casos se suma a la problemática que enumeramos en los puntos anteriores, la frustración de haber perdido todo el esfuerzo de su vida y ademas se dificulta la obtención de sustento ya que difícilmente el estado les conceda algún tipo de subsidio.







2.2.b. Realidad exterior del desempleado.

Su familia.

La persona que pierde su empleo y no consigue incorporarse a otro rápidamente, especialmente en el caso de hombres jefes de familias verán desdibujarse su imagen frente a su esposa e hijos.

En estos casos las esposas ante la imposibilidad de que los esposos provean lo necesario para la casa saldrán a buscar trabajo y casualmente este sistema ofrece mayores posibilidades de conseguir trabajo a las mujeres que a los hombres lo cual hará que el esposo desempleado decaiga aún mas su autoestima.

Las consecuencias nefastas de esta situación no se harán esperar. La caída de la autoridad paterna ante los hijos es una de las primeras. El desprestigio social es otra al llevar una vida limitada de relación con amistades y familiares.

Y el apego a algún vicio como el juego, el alcoholismo o la drogadicción hacen que la situación del desempleado se haga permanente y de escasas posibilidades de salir de la misma ya que estos hábitos serán causa de rechazo en la búsqueda de nuevos empleos  o de fracaso en el intento de otras actividades.

En el entorno familiar, padres, suegros, cuñados, hermanos, se produce un desprestigio y un juzgamiento del desempleado y los calificativos despectivos abundan: vago, vividor, haragán, etc. que lejos de ayudar al desempleado lo aíslan.

Hay en estos  últimos tiempos una realidad triste que atempera el problema anterior y es precisamente la proliferación del desempleo.



La sociedad.

Nuestra sociedad no estaba preparada para este flagelo ni en lo emocional, ni en lo económico.

En tiempos anteriores la problemática pasaba por otro lado, la inflación, los bajos salarios, etc. pero no era tan acentuado el desempleo, más bien estábamos acostumbrados que el que buscaba trabajo lo consiguiera, en las empresa públicas, en las fábricas, por cuenta propia, etc.

Las empresas públicas se privatizaron y despidieron a gran parte de su personal; las fábricas cerraron muchas  las que se tecnificaron y redujeron su planta de personal; los cuentapropistas vieron que por su lado aumentaba sus competidores con los desempleados que intentaban tareas por cuenta propia y paralelamente disminuye el mercado a quien vender sus bienes o servicios porque hay menos gente en condiciones de pagar por ello.

Por lo tanto estamos en un período de acostumbramiento, emocionalmente no es lo mismo la reacción que sentimos ahora que unos años atrás por un desempleado.

Económicamente carecíamos de subsidios para desempleados y los que se están instrumentando son insuficientes. Los planes trabajar más bien son planes de "anestesia" una que no resuelven el problema del sustento y menos la necesidad de trabajar como medio para desarrollarse, ya que las tareas son menores y con escasa responsabilidad para quienes la realizan; por lo tanto lo único que hacen es adormecer a quienes entran en estos planes.

Las instituciones intermedias recién se están preparando y entrenando para palear esta situación. Agrupaciones de desempleados, microemprendimientos, clubes de trueque, son algunos de esos intentos. Muchos de éstos se debaten entre la apatía de la sociedad en general y el descreimiento de las instituciones de bien público.







3. ACCIÓN DE LA IGLESIA ENTE ESTA PROBLEMÁTICA



3.1. Comisión de la iglesia.

3.1.a. Mandamientos de Jesús.

Cuando Jesús se enfrentó ante multitudes hambrientas y sin condiciones para conseguir su sustento le dijo a sus discípulos "denles ustedes de comer" Mateo 14:16.

Jesús en su enseñanza y en su ejemplo nos deja bien en claro que debemos ocuparnos en la medida de nuestras posibilidades de las necesidades de nuestros prójimos. Jesús va más allá que la enseñanza del Antiguo Testamento y nos propone no sólo ayudar a nuestro prójimo  más querido y cercano, sino que aún nos alienta a ayudar a nuestros enemigos y que nuestra ayuda debe ser desinteresada y sin esperar nada a cambio.

"Pero yo les digo: Amen a sus enemigos, y oren por quienes los persiguen. Así ustedes serán hijos de su Padre que está en el cielo; pues el hace que su sol salga sobre malos y buenos, y manda la lluvia sobre justos e injustos." Mateo 5:44-45.



"Ustedes deben amar a sus enemigos y hacer bien, y dar prestado sin esperar recibir nada a cambio. Así será grande su recompensa, y ustedes eran  hijos del Dios Altísimo, que es también bondadoso con los desagradecidos y los malos." Lucas 6:35

Y el mismo Jesús nos dice en Mateo 25:35 que cuando estemos ante su trono nos evaluará precisamente de acuerdo a como nos comportamos en este aspecto. ¿Qué hicimos con el hambre, la desnudez y/o la enfermedad de nuestros prójimos más pequeños?.

De modo que estos mandamientos bien se aplican a la necesidad de empleo y trabajo que padece nuestra gente. Los mandamientos de Jesús son: cubran ustedes, mis seguidores, estas necesidades.



3.1.b. Desafío para la iglesia de hoy.

Sin duda que las enseñanzas de Jesús de hace casi 2000 años, son un desafío para la iglesia de hoy, que se duplica ya que por un lado está el desafío de Jesús de ocuparnos de las necesidades de nuestros prójimos y por el otro de ocuparnos de un tema, que rara vez la iglesia se ocupa, la creación de empleo.

Tony Campolo decía en su conferencia del día 22 de Agosto de 1996 en nuestro Seminario:

"No es suficiente darles comida, comen hoy y mañana tienen hambre, debemos darles empleos, para que puedan escapar a su pobreza, es la única manera que podemos ayudarlos si queremos ayudar a largo plazo...

Permítame preguntar: cuando no había escuelas ¿quién las creó?; cuando no había hospitales, ¿quién los creó?; cuando no había universidades, ¿quién las creó?. ¡Fue la iglesia! ¡Fue la iglesia!.

¡Fue la iglesia!. La iglesia fue creada para satisfacer las necesidades del mundo. Ahora vamos a los pobres y les preguntamos ¿qué necesitan? ¡Necesitamos empleos! y nosotros... les damos un programa deportivo ¡Necesitamos empleos! y nosotros les enseñamos canciones y juegos. Todo esto es muy lindo, pero debemos escuchar a los pobres. ¡Ellos necesitan empleo!. Nosotros en el Nombre de Jesús debemos crear empleos."

Las palabras de Campolo parecen demasiado idealistas pero son reales. Todavía resuena en mi mente las palabras de Juancito, un chico de 13 años, que cuando finalizábamos nuestro trabajo en el Barrio Las Tunas (obra misionera de la iglesia Bautista de José León Suárez) al despedirse me dijo; "Milton conseguime un trabajo". Me sentí impotente y aún me siento así en este aspecto y este es un desafío para mi y para todos los seguidores de Jesús que como decía Campolo en otro párrafo de la conferencia: "Tú estás llenos de Jesús, eres poseído por el Espíritu Santo cuando tu corazón es quebrantado por las cosas que rompen el corazón de Jesús."

Muchos "Juancitos" de distintas edades y situaciones económicas y sociales nos piden trabajo, para poder desarrollarse y poder comer su propio pan.



3.2. Programas que se están llevando a cabo.

3.2.a. Generalidades.

Mi intención es poder analizar en este punto algunos programas para palear el desempleo que se estén llevando a cabo desde las iglesias cristianas.

Una sensación de piel y pensando en lo que estamos haciendo en la iglesia dónde me congrego y las que tengo cerca, es que estamos haciendo bastante poco al respecto, no es que no querramos ayudar a nuestros hermanos, sino más bien que no tenemos idea de cómo hacerlo. Quizás lo más efectivo que estamos haciendo - fuera de broma - es orar por ellos. Pasarnos los datos de dónde pueda hacer una vacante, recomendar a alguien son quizás lo que está a nuestro alcance, pero veamos que hacen otros, quizás con más recursos y programas pensados para esta emergencia.



3.2.b. Estudio de casos.

Caso 1 : Industrias familiares en Honduras.

El Sr. Campolo en las conferencias que diera en el Seminario Internacional Teológico Bautista en Buenos Aires en el año 1996 nos cuenta como una organización misionera llamada "Oportunidad Internacional" ha creado un programa al respecto; él dice así:

"... Oportunidad Internacional ha estado prestando dinero, comenzando pequeñas empresas, enseñando a la gente la economía y la empresa. Han comenzado tantas empresas que el uno por ciento de todos los empleos de Honduras, una de cada cien personas que tiene trabajo, tiene un empleo creado por esta organización misionera."

"Eso el que estamos haciendo, lo hacemos de una manera distinta que el mundo. porque lo primero que hacemos es cuidar a la gente y formar una comunidad espiritual. Formamos un pequeño grupo que oren juntos; no les decimos que tipo de empresa comenzar les pedimos que oren hasta que sientan el liderazgo de Dios, porque a menos que el Señor lo haga ellos trabajarán en vano."

El Sr. Campolo explicó luego algunas de estas pequeñas empresas como por ejemplo la fabricación de calzado con plantilla de neumáticos viejos (que en nuestro país se usa).

Los puntos salientes de este programa se sintetizan así:

1) Aporte de capital.

2) Capacitación empresaria.

3) Impulso a la gente para iniciar la actividad.

4) Ayuda espiritual.

5) Control de la gestión.



Evaluación.

A mi juicio los métodos utilizados son muy positivos, me parece que es interesante destacar; la ayuda espiritual, el aporte de capital y el control y seguimiento de la gestión.

Como aspecto negativo veo que la asociación de personas crea una dificultad adicional a la problemática del desempleo más aún teniendo en cuenta que se trata de sociedades de trabajo, porque a la problemática del desempleo se agrega ahora de esta manera la problemática de las relaciones humanas, ya que seguramente las personas que formaron estas sociedades no necesariamente tendrán las mismas formas de trabajar. Por lo tanto como digo más adelante habrá que trabajar más sobre este tema, por eso preferiría otro tipo de relación laboral menos conflictiva.



Caso 2: Proyectos económicos en el Gran Buenos Aires.

De las iglesias Luteranas y del Río de la Plata:

Las iglesias Luteranas y Evangélicas del Río de la Plata han comenzado un proyecto para crear nuevas oportunidades de trabajo o mejorar otras ya existentes. El programa provee préstamos para financiar emprendimientos laborales tanto en pequeñas industrias o proyectos comerciales o de servicios. Es condición necesaria que el proyecto lo comiencen dos o más personas ya que se espera que sean proyectos solidarios. Además el plan cuenta con un equipo de gente que evalúa los proyectos y si son aceptados luego, les hace un seguimiento. Se prevee también que el dinero aportado sea devuelto en un plazo bastante flexible y sin interés para poder utilizarlo en nuevos emprendimientos.

Las personas que quieren acceder a esta ayuda no necesariamente deben pertenecer a las iglesias.

Los primeros emprendimientos se llevaron a cabo en el Gran Buenos Aires en la localidad de Florencio Varela, por ejemplo la ampliación de un comercio de verdulería.

Los puntos salientes de este programa se pueden sintetizar así:

1) Aporte de capital. en carácter de préstamo.

2) Incorporación de los beneficiarios a una sociedad.

3) Impulso a la gente para iniciar la actividad.

4) Control de la gestión.

5) No necesariamente vincular a los beneficiarios con la iglesia.



Evaluación.

El método es semejante al anterior, destacándose el aporte de capital y el control y seguimiento de la marcha del proyecto, como elemento distintivo de este programa está abierto aún a personas no cristianas.

Como el caso anterior se destaca y a mi juicio no es conveniente la necesidad de que los beneficiarios se agrupen en pequeñas sociedades ya que esto genera una dificultad adicional.



Caso 3: Proyectos llevado adelante por el departamento de acción comunitaria de la CEBA.

La Convención Evangélica Bautista Argentina mediante su departamento de acción comunitaria ha estado llevando a cabo varios proyectos para palear la falta de empleo, especialmente en le interior del país. Huertas comunitarias, pequeñas granjas cooperativas, proyecto de la explotación de la pesca fluvial son los que sobresalen de su accionar. En casi todos los casos prevalece el carácter cooperativo de los emprendimientos.

A continuación analizaré el proyecto de siembra de alfalfa en Santiago del Estero.

El proyecto es llevado a cabo por la iglesia Bautista de Buena Esperanza y la colaboración de la asociación de iglesias de Santiago del Estero y el departamento de acción comunitaria de la CEBA.

Beneficiarios son familias de las obras misioneras de El Descanso, El Ajito y El Quemado en Santiago del Estero originalmente 97 familias, algunos de la iglesia y otros no.

El proyecto fue la formación de las sesenta huertas familiares, y la siembra de alfalfa en tierras que disponen las familias entre dos y cuatro hectáreas por familia.

La síntesis del emprendimiento es la siguiente:

1) Aporte de capital $14.000 aproximadamente no reembolsable para la compra de la semilla de alfalfa y de la verdura y las hortalizas para la huerta como también en las tareas de laboreo de la tierra y herramientas de mano.

2) Capacitación por medio del INTA y colegios agropecuarios.

3) Colaboración entre familias para llevar a cabo el programa.

4) Reembolso a la iglesia y a la obra misionera en forma del diezmo de la alfalfa y productos de la huerta.

5) Emprendimientos familiares (cada uno cultiva su parcela).



Evaluación.

Según lo expresado por el director del DAC, el licenciado Carlos Power, este es uno de los proyectos que ha dado mejor resultados y los sigue dando a lo largo del tiempo como estaba planeado.

A mi juicio los elementos distintivos y positivos son:

a) que prioriza el esfuerzo individual y/o familiar.

b) incorpora familias no pertenecientes a la iglesia.

c) cuenta con capacitación profesional.

d) incorpora el método del diezmo como forma de reembolsar el capital aportado.

No veo aspectos negativos en este proyecto y veo que comparándolo con otros proyectos que han incorporado sistemas cooperativos o comunitarios éste ha sobrevivido y aquellos no, por lo tanto me parece que puede ser un proyecto a tener como paradigma al intentar comenzar otros.



3.3. Propuestas.

3.3.a. Generalidades.

La acción de la iglesia puede tener varios enfoques, por ejemplo, se pueden tomar acciones indirectas tratando de modificar las causas que producen el desempleo.

Como institución la iglesia debe tener una voz profética en contra de los sistemas económicos que concentran el capital en manos de unos pocos adueñándose de todos los sistemas productivos de bienes y servicios. Debe tener una voz profética en contra del endeudamiento de los países pobres a cuenta de los sistemas financieros mundiales sin posibilidad de salir de este endeudamiento. Debe tener una voz profética en contra de la corrupción de los que dictan leyes que favorecen a los poderosos y al sistema económico imperante. Debe tener una voz profética en contra del aumento de la presión impositiva de los gobiernos.

Debe tener además por parte de sus miembros una participación pública en las instituciones intermediarias  y en las instituciones políticas, con verdadera vocación de servicio llevando la luz de Cristo en medio de las tinieblas de este mundo.

El Dr. Campolo expresaba como él con un grupo de cinco estudiantes cambiaron la política de una empresa multinacional ejerciendo su derecho de hablar como accionistas teniendo tan sólo una acción cada uno de la empresa.[12]

La iglesia también puede tener una acción directa creando trabajo ya sea como institución o a través de sus miembros.

A continuación mencionaré algunos principios o elementos a tener en cuenta y que me parecen básicos para la elaboración de proyectos y/o emprendimientos en este sentido y tendientes a lograr solucionar el desempleo:



Solidaridad:  es fundamental comenzar con esto siguiendo los mandamientos  de Jesús y más en estos tiempos de tanto individualismo.

Juan Pablo II dice al respecto:

"La universalización de la economía se asocia con el riesgo de exclusión de algunas áreas geográficas... y que las fronteras inéditas de la cuestión del trabajo comprometen a los cristianos..., respondiendo a la globalización de los sistemas económicos con la globalización del compromiso de la solidaridad con respecto a las generaciones futuras y presentes."[13]

Esto se debe dar no sólo entre los que más pueden  con los que menos pueden sino también entre pares.



Iniciativa individual: sin este motor de las actividades económicas y laborales es inútil comenzar ningún proyecto, desconocerla o menospreciarla o reemplazarla por la iniciativa cooperativa y/o comunitaria es desconocer la naturaleza y condición del hombre.

La economía del pueblo de Dios se basaba en la iniciativa individual o familiar, pero sin descuidar el punto anterior, la solidaridad. Esto no quiere decir que no podamos hacer cosas juntos, compartir herramientas, comercializar productos juntos, compartir experiencia, etc.



Función del trabajo como medio para el desarrollo de la personalidad: no debemos descuidar esta función del trabajo, muchas veces ante la urgencia de conseguir el sustento personal y de la familia se descuida este aspecto, que es fundamental y primordial en el bienestar de las personas y necesario que se logre el desarrollo personal para que el trabajo sea duradero en el tiempo.



El capital: Junto a la tecnología son los elementos más importantes para producir bienes y servicios.

Sin capital es imposible iniciar una actividad económica.

El Ingeniero Horacio Riesnih en su libro Bases para un proyecto político, expresa claramente el capital requerido para crear un nuevo puesto de trabajo productivo esta en aumento y asciende a más de $100.000.

Por lo tanto este será un elemento muy importante en todo proyecto.



Austeridad: si tenemos en cuenta que el capital es un elemento clave, ser austeros nos permitirá utilizarlo adecuadamente, considerando siempre con qué contamos, que elementos ya tenemos.



Capacitación: Creo que la problemática a resolver en cuanto a lo humano es la capacitación ya que la educación pública pondrá el techo en la Educación Básica para las clases menos pudientes.

Cuando digo capacitación no me refiero exclusivamente a la computación, que sin duda es muy importante, sino que también las personas puedan acceder a conocimientos que les permitan realizar tareas tendientes a crear bienes y servicios de la economía real.



Aconsejamiento pastoral y seguimiento de los trabajos, proyectos y/o emprendimientos: Es un tema muy importante a tener en cuenta, por momentos  pienso que la labor pastoral debería estar desvinculada de la tarea comunitaria, pero también debe complementarse .

¿Cuál es la mejor manera?. Deberá evaluarse en cada caso, pero tratando de lograr mejores resultados.

Si la tarea la realizan personas diferentes no deberían desconectarse sino que mediante la permanente consulta ayudar a las personas en ambas esferas.

Si lo hace la misma persona deberá tratar de mantener el equilibrio, ya que se corre el riesgo de que por ejemplo no se digan algunas cosas en lo referente al proyecto encarado para no dañar la relación pastor-miembro; o por el contrario no se haga la tarea pastoral adecuadamente para no interferir en las relaciones laborales del proyecto.



3.3.b. Plan propuesto.

Como aporte quisiera a continuación proponer un plan de acción directa tendiente a crear trabajo para personas desempleadas o subocupadas.

En nuestro país es muy conocida la función de padrinazgo, generalmente usada con fines  políticos o de organizaciones mafiosas. El sistema funciona de manera que un persona con poder económico ayuda a otras, en el caso del padrinazgo político, las personas que reciben la ayuda deben responder políticamente a sus "padrinos".

Lo que pretendo es que esta "institución" muy nuestra podría servir para los fines de crear trabajo sacando en este caso el  "a cambio de ..." ya que como nos enseñara nuestro Señor Jesús debemos ayudar a otros sin esperar nada a cambio, si, nada a cambio ni siquiera que vengan a la iglesia.

Podrían actuar como padrinos personas individualmente, o grupo de personas que se unan para apoyar un determinado proyecto o también podrían ser iglesias.

Las condiciones que debieran cumplir los que quieran actuar como padrinos con entre otras:



Situación económica: debería tener una situación económica acorde con el proyecto o emprendimiento que quiera apoyar, de manera que le permita mantener una actitud desinteresada con respecto a las ganancias que genere el proyecto que apoya.



Actitud desinteresada: debe mantenerse esta actitud  no sólo en lo económico, sino también en no tener intereses políticos o sectoriales, ni intereses de adquirir liderazgos por esta vía; ¿difícil no? pero al  menos no debe ser la prioridad, y en lo posible debe mantenerse en reserva el o los nombres de las personas que quieran actuar como padrinos.



De la misma manera las personas que quieran ser ayudados deben ser seleccionados y tener algunas condiciones:

Iniciativa personal: debe haber en la persona esta condición para "empujar" y llevar adelante su emprendimiento.

El presidente Alemán en una entrevista concedida la Dr. Mariano Grondona decía que no debemos esperar la solución del problema del desempleo por medio de grandes empresas sino que si necesitamos 2.500.000 puestos de trabajo deberíamos encontrar 5.00.000 personas emprendedoras y con ideas que hagan pequeñas empresas que puedan dar trabajo a otros cinco cada uno y resolveríamos el problema.



Destinatarios de Apoyo: emprendedores capaces con ideas que puedan tener una actitud multiplicadora del trabajo, de manera que si apoyamos a cinco estos puedan estar creando veinte o treinta nuevos empleos.

Las personas que están completamente desanimadas, deprimidos necesitan otro tipo de ayuda previa es decir que los saque del pesimismo y la depresión y no sería conveniente incorporarla en éstos planes en un primer momento, ya que en esas condiciones sería aún más frustrante. Quizás un sistema de becas podría ser una solución.

Aunque yo estoy a favor de la iniciativa personal y/o familiar los candidatos a ser apoyados pueden estar asociados, en este caso habrá que trabajar más en el seguimiento del proyecto controlando que se cumplan los roles de los socios en los que  éstos hayan adoptado.



Selección de los proyectos: deberá tenerse en cuenta la viabilidad de los proyectos; capital necesario - mercado - otros competidores - rentabilidad.

Sin duda que la producción de bienes como hemos dicho va quedando en manos de unos   pocos, debemos ser creativos y ver que podemos hacer nosotros y que es más difícil que se importe.

Por ejemplo un rubro a tener en cuenta es el de los servicios, es imposible importar un corte de cabello, un arreglo de un jardín, la pintura de una habitación, etc.

Lo mismo ver en que productos el transporte influye tanto en el precio que podamos exportar, no cerrarnos sino ser creativos y hasta audaces.

Debemos seleccionar los que sean posible apoyar con los recursos que disponemos, los que no podamos apoyar en un primer momento buscar padrinos que puedan hacerlo.



Síntesis.

1. Recursos humanos y financieros:

     a) Personas dispuestas a oficiar de padrinos con aporte de capital, herramientas, galpones, vehículos, locales, etc.

     b) Personas dispuestas y capacitadas para hacer de nexo, seguimiento y control de los emprendimientos.

     c) Personas con ideas y dispuestas a ser ayudadas en emprendimientos para crear trabajo.

2.  Selección de los proyectos.

3. Maduración de los proyectos - capacitación.

4. Puesta en marcha de los emprendimientos - incentivación- asignación de recursos.

5. Seguimiento hasta que pueda funcionar solo y si fuera posible reproducirse. Control de gestión.






CONCLUSIÓN.



Ha sido voluntad de Dios que el hombre se desarrollara mediante el trabajo y que con este lograra su sustento. El pecado del hombre hizo que su resultado no sea el esperado, llegando a límites como el actual que el hombre no consigue su lugar de trabajo.

En la Biblia se impone la responsabilidad individual "seis días trabajarás" pero con un criterio amplio y solidario, dónde cada uno pueda desarrollar su personalidad y lograr su sustento  y el de su familia sin descuidar a los imposibilitados y a los que por cualquier causa han quebrado.

La relación laboral impone distintos roles y funciones pero debe mantenerse la dignidad del hombre.

Los bienes creados son propiedad de Dios y nosotros solo administradores.

El sistema económico imperante, que excluye a muchos seres humanos es producto de la pecaminosidad del hombre.

Por lo tanto la iglesia debe luchar contra el flagelo de la desocupación utilizando todo su potencial y creatividad, algunos métodos y programas han sido analizados aquí pero de ninguna manera el trabajo de la iglesia se agota en lo expresado en este trabajo, sino que este es sólo un pequeño aporte a todo el trabajo que debemos hacer como cristianos.






BIBLIOGRAFÍA



Campolo, T. Es viernes pero el domingo viene. Deerfield: Edit. Vida, 1984-1992.

Celia Bertone de Daguene - Susana M. Sassones. Espacios y sociedades del mundo. La Argentina en el mundo. Buenos Aires: Edit. Kapeluz, 1998.

Deeks, H. F. Trabaja ... pero seguro. Barcelona: Edit. Evangélicas europeas, s.f.

Ezcurra, Ana María. ¿Qué es el neoliberalismo?. Buenos Aires:1998.

Francois, Hontart y Vicente Vetrano. Hacia una teología del desarrollo. Buenos Aires: Edit. Latinoamericana libros, 1967.

George, H. La cuestión obrera. Buenos Aires: Edit. Claridad, 1891.

Giles, J. Bases bíblicas de la ética cristiana. El Paso: CBP, 1966.

Gnuse, R. Comunidad y propiedad en la tradición bíblica. Verbo divino. Estella: 1987.

Gómez, E. El desempleo como experiencia desestructurada. Quito: Eirene, 1988.

Hoffner, J. Problemas éticos de la época industrial. Madrid: Edit. Rialp, 1962.

Juan Pablo II. Laboren Exercens: comentario del centro de investigación y acción social. Buenos Aires: Ediciones Paulinas, 1984.

Juri, R. Monografía: Función social de la iglesia en nuestro tiempo. Buenos Aires:SITB, 1998.

Macroconsul nº 26. Buenos Aires: CEES, 1998.

Macroconsul nº 32. Buenos Aires: CEES, 1998.

Macroconsul nº 34. Buenos Aires: CEES, 1998.

Macroconsul nº 36. Buenos Aires: CEES, 1998.

Mc Lelland, J. Trabajo y justicia; el significado cristiano del trabajo y la propiedad. El Paso: Edit. Mundo Hispano, 1977.

Messner, J. Etica: social, política y económica a la luz del derecho natural. Madrid: Edit. Rialp, 1967.

Perkins, J. Justicia para todos. Buenos Aires: Nueva Creación, 1988.

Riesnick, H. Bases para un proyecto político. Buenos Aires: Edit. Sield, 1986.

Santa Ana, Julio de. Trabajo: vocación y fatiga: un ensayo de comprensión bíblica de la condición laboral de los seres humanos. Buenos Aires: Aurora, 1988.

Sorel, P. Monografía: Los pobres en la epístola de Santiago. Buenos Aires: SITB, 1998.

Vázquez Perez, G. Cristo la única esperanza. Quito: Imprenta Vozandes, 1968.













[1]Francois Hontart y Vicente Vetrano. Hacia una teología del Desarollo Latinoamericana. (Bs. As: 1967), 45.

[2]F. Hontrat y V. Vetrano. Ibid, 53.

[3]Giles, J. Bases bíblicas de la ética. (El Paso: CBP, 1966)

[4]Gnuse, R. Comunidad y propiedad en la tradición bíblica. (Verbo divino. Estella: 1987).

[5]A. M. Escurra. ¿Qué es el Neoliberalismo?. (Bs. As.: 1998), 35.

[6]Bertone de Daguerre C. V. y Sassone, S. M. Espacios y sociedades del mundo. La Argentina en el mundo. (Bs. As.: Editorial Kapeluz, 1998).

[7]A. M. Escurra. Ibid, 123.

[8]A. M. Escurra. Ibid, 92.

[9]El diario de Bolsillo. (Bs. As.: 23/08/2000), 2.

[10]Macroconsul(Buenos Aires: CEES, 1998) 1-74.

[11]La Biblia. Versión popular. Ezequiel 16:49

[12]Tony Campolo. Conferencias SITB. 1996.


[13]Juan Pablo II. La iglesia, el trabajo y la globalización económica. (Macroconsul: Mayo, 1998), I-74

(") Milton David Classen, es Pastor Bautista, e Ingeniero Mecánico, congregándose en la zona de Munro, Pcia. de Buenos Aires.

No hay comentarios:

Publicar un comentario